Debes saber que ya estoy muerto

El preludio, la mirada
contengo mi aliento
solos en el universo
el tiempo detiene su andada.

La gravedad del deseo
me atrae a sus labios
los resuellos tibios
es real, no fantaseo.

Me como su alma
sin que se de cuenta
su mies suculenta
ahora es mi calma.

Ella, aún sin saberlo
atada es a mi destino
y yo a su nardino.

– Narda 1990 –

¿Nuestra conciencia ha sido planeada por la naturaleza, o es solo un accidente de la evolución?

Abrázame muy fuerte

Abrázame muy fuerte

Cuando tú estás conmigo es cuando yo digo Que valió la pena todo, todo lo que yo he sufrido No sé si es un sueño aún O es una realidad Pero cuando estoy contigo es cuando digo Que este amor que siento es por que tú lo has merecido Con decirte amor que otra vez he amanecido Llorando de felicidad A tu lado yo siento que estoy viviendo Nada es como ayer Abrázame que el tiempo pasa y él nunca perdona Ha hecho estragos en mi gente como en mi persona Abrázame que el tiempo es malo y muy cruel…

Habías estado así,
calmada, tan apacible,
mientras tus soles apagabas
tu colina se convertía en cordillera,
y yo,
por tus laderas
descansaba en tu valle
quería quedarme ahí
una eternidad en ti.

– –

La quiero morir

Y yo que hasta ayer solo fuí un holgazán Y hoy soy el guardián de sus sueños de amor La quiero a morir Pueden destrozar todo aquello que ven Porque ella en un soplo lo vuelve a crear Como si nada, como si nada La quiero a morir Ella para las horas de cada reloj Y me ayuda a pintar transparente el dolor Con su sonrisa Y levanta una torre desde el cielo hasta aquí Y me coce unas alas y me ayuda a subir A toda prisa, a toda prisa La quiero a morir Conoce bien cada guerra Cada…

En tu cintura
descansando en la curva de tu cadera
descolgándose por tu pecho
balanceándome
entre el miedo y la aventura.

Y arriba, como luceros,
el brillo de tus ojos
el negro de tu noche
la luna de tu nariz.

He llegado a tu boca
me he parado en tu lengua
he respirado tu aliento
me he bañado en la miel de tus besos.

Embriagado me he caído
al abismo de tus pensamientos
allí, me veo a mi mismo,
me despierto.

 

– Gigante –

Tal vez Dios si jugo a los dados, pacientemente espero a ver el resultado, intencionalmente planto el tiempo, apareció la gravedad, luego observo como se creaba la luz, surgió la vida, pero para los vivos no era suficiente con desplazarse, se asombró cuando la vida creo conciencia y se regocijo aun más.

– –

La brisa que me acaricia
ha traído el recuerdo de tu pelo,
y el olor al limoncillo,
a naranjo y campo fresco.

De tus labios frescos bebí el néctar
en tus ojos yo vi en cielo
con tus besos me embriagaba
la oscuridad caía sobre mi,
estaba ciego,
perdido contigo, sin miedo.

– –
1 of 7
1234567